The jump

architecture building city daylight
Photo by Free Shots on Pexels.com

Ya no hay nada claro que ver. Antes lo había. Una vez lo hubo, quizá, o puede que solo confundieras las ganas con la claridad. Ganas de ser, de no temblar, de significar. Pero el miedo acaba encontrando resquicios en la piel y las paredes. Siempre lo hace.

Este no eres tú. Antes lo eras. Una vez lo fuiste, quizá, o puede que solo te sintieras cómodo bailando con aquel disfraz. Cuesta tanto dar con calzado adecuado, prendas cómodas, cálida, embriagadora, hipnótica seguridad. ¿Dónde irá la gente cuando se acaba la fiesta?

Ahora apenas echas la vista atrás. Antes lo hacías. Una vez lo hiciste y no te giraste nunca más, quizá, o puede que te preocupara más el camino que dejabas que el que tenías delante. Ahora lo has visto, el paisaje que se yergue en la distancia, el viento, el fuego, la brutalidad. Y poco a poco se te olvida el dolor de los pies, el peso en los brazos y las lágrimas secas.

No.

No se te olvida.

Es solo que el vacío llena más.

Un vacío tan grande que te abre la boca desde dentro y empuja los ojos. Aprietas. Aprietas solo un poco más. El abismo está cerca, siempre ha estado ahí.

Andar en círculos era tu plan. Lo era. Lo fue una vez. No lo será más.

 

 

Toca el abismo.

Toca saltar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

carlos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s